El sindicato colombiano SINALTRAINAL denuncia la muerte violenta del activista Luciano Enrique Romero Molina en Vallepudar. La víctima fue despedido injustamente el 22 de octubre de 2002 por la empresa Nestlé-Cicolac de Colombia.

    Con profundo dolor les informamos que el compañero LUCIANO ENRIQUE

    ROMERO MOLINA dirigente de SINALTRAINAL, fue asesinado en la ciudad de

    Valledupar Cesar. Luciano fue visto con vida aproximadamente a las 9 de la noche del 10 de septiembre y en la mañana del día 11 de Septiembre fue encontrado amarrado, torturado y en su cuerpo presentaba 40 cuchilladas;

    actualmente tenía MEDIDAS CAUTELARES de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos.

    LUCIANO tenía 47 años de edad, deja 4 hijos y a su compañera Ledys Mendoza.

    Había trabajado 20 años para NESTLÉ – Cicolac en Valledupar, de donde fue

    despedido el 22 de octubre de 2002, por un supuesto cese de actividades que

    fue declarado ilegal por el Ministerio de Protección Social. En el Juzgado

    Primero Laboral del Circuito de Valledupar, cursa una demanda laboral por

    reintegro a su puesto de trabajo, instaurada por el compañero Luciano Romero

    contra las empresas NESTLE DE COLOMBIA S.A., CICOLAC LTDA. y DAIRY PARTENS AMERICAS MANOFACTURING COLOMBIA LTDA “DPA COLOMBIA LIMITADA”.

    LUCIANO era un destacado dirigente de SINALTRAINAL y actualmente era

    delegado ante la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos,

    desde donde realizaba sus actividades de solidaridad y atención humanitaria

    con los detenidos.

    Por amenazas de muerte debió salir de Valledupar en distintas ocasiones.

    Desde finales de 2004 permaneció varios meses en Gijón Estado Español en un

    programa de protección y solidaridad; había regresado al país a comienzos de

    este año.

    Repudiamos este horrendo crimen que hace parte de la interminable lista de

    dirigentes sindicales asesinados en Colombia, dentro de la estrategia de

    Terrorismo de Estado y por la persecución desatada por las empresas para

    exterminar el movimiento sindical.

    Condenamos una vez más al gobierno de Álvaro Uribe Vélez y su mentiroso

    “proceso de paz” con los grupos paramilitares, que como vemos siguen

    masacrando población inerme y sus crímenes quedarán en la total impunidad

    gracias a la Ley de Justicia y Paz.

    EDGAR PAEZ M.

    National Leadership / Dirección Nacional SINALTRAINAL – Colombia

    Questa storia è stata letta 1482 volte