La Red de Hermanamiento “Pueblos Hermanos, Lazos visibles” expresa su preocupación por la situación de las organizaciones sociales y no gubernamentales en la ciudad de Medellín: en peligro el derecho a la libre asociación, el derecho a la libertad de expresión y el libre desarrollo del trabajo social y comunitario que las ong adelantan.

     

ACCION URGENTE

La Red de Hermanamiento “Pueblos Hermanos, Lazos Visibles”, es una Red de organizaciones no gubernamentales, sociales y comunitarias de la ciudad de Medellín y el Departamento de Antioquia, en la República de Colombia, que trabaja por la defensa de los derechos humanos, tanto civiles y políticos como económicos, sociales, culturales, ambientales y por derechos específicos de las mujeres, de jóvenes.

En un marco dentro del cual se impulsa la política de “seguridad democrática”, la lucha contra el terrorismo y la ley de justicia y paz recientemente aprobada por el Congreso de la República, la Red de Hermanamiento manifiesta su preocupación por las situaciones de agresión e intimidación contra las organizaciones sociales y no gubernamentales que se han venido presentando en lo que va corrido del año y que están afectando el derecho a la libre asociación, el derecho a la libertad de expresión y el libre desarrollo del trabajo social y comunitario que adelantan en todo el país.

Particularmente, en el caso de barrios y comunas de la ciudad de Medellín, espejo que es reflejo de lo que acontece en el país, la situación que se vive es cada vez más preocupante. Son cada vez más frecuentes y evidentes las acciones que buscan obstaculizar e impedir la autonomía e independencia de los procesos organizativos, de formación, de participación y toma de decisiones de las comunidades en la construcción de una ciudad que le garantice a todos y todas una vida digna.

Acciones de intimidación, amedrentamiento, estigmatización y agresión a personas, organizaciones sociales y comunitarias como las que se dan día a día, no son, sin embargo, meros hechos aislados sino toda una acción sistemática que pretende acallar y amordazar las voces que aportan al análisis de la situación que se vive, afectando con mayor agudeza a los barrios y comunidades populares.

El estado de incertidumbre y zozobra de las organizaciones sociales y comunitarias que se esfuerzan día a día por contribuir a la construcción de la equidad, la justicia social, la democracia, la paz y a la promoción y defensa de los derechos humanos es creciente por hechos recientes que se han venido suscitando y que son expresión de la continuidad de un histórico proceso que desde décadas atrás ha hecho a la ciudad, presa de poderes ilegales, quienes con la coacción de las armas, la intimidación, la presión y la agresión han ido traspasando la barrera del control de territorios al control social inhibiendo los procesos autónomos y libres de participación ciudadana e impidiendo una plena gobernabilidad nacida del consenso ciudadano.

Entre estas situaciones resaltamos las siguientes:

1. Desde inicios del año 2005, la Corporación Picacho con Futuro, ubicada en la comuna seis parte alta, ha sido presionada por grupos armados ilegales de la zona, buscando deslegitimar el trabajo comunitario que realizan y tratando de crear una sombra de duda entre la población en cuanto al manejo de recursos.

2. La Fundación para la Educación Popular y la Pequeña Industria, FEPI, ubicada en la comuna dos de la zona nororiental, de igual manera, ha recibido presiones e intimidaciones en razón de los recursos que maneja y el trabajo que realiza con las comunidades.

3. La Corporación para la Paz y el Desarrollo Social, CORPADES, fue atacada el pasado 10 de junio en su sede en el Barrio Prado Centro de esta ciudad con una bomba con dinamita, que afortunadamente no alcanzo a hacer total explosión, pero que dejo algunos daños en la fachada y puerta de entrada.

4. De igual manera, El Instituto Popular de Capacitación, denuncio en Junio de este año, la intimidación que vienen haciendo grupos armados, a líderes y liderezas dentro del proceso que se lleva en las comunas para la concertación y ejecución del presupuesto participativo programa del Municipio de Medellín, en especial esta situación se refiere a la comuna cuatro. (Aranjuez).

5. El pasado 29 de Junio, en la Corporación Nuevo Arco Iris, incursionaron tres hombres armados, los cuales redujeron a la secretaria y procedieron a preguntar por algunos de sus integrantes y hurtando uno de los computadores donde se encontraba toda la información de la corporación y el celular de la oficina.

6. La líder Shirley Ciro de la Red Juvenil de Medellín, ha venido siendo víctima de seguimientos y observaciones por parte de hombres que en algunos casos se han identificado como miembros del CTI. En los seguimientos los hombres han exhibido fotografías de Shirley para su identificación.

7. En la Corporación CONVIVAMOS, ubicada en el Barrio Guadalupe de la zona nororiental, varios hombres ingresaron a la sede y estuvieron interrogando por la procedencia de sus recursos, por todo el personal y sus profesiones. Horas más tarde, en la calle abordaron a una funcionaria de la corporación y procedieron a realizar el mismo interrogatorio.

Casos como estos se hacen cada vez más frecuentes en todo el país y no en pocas ocasiones han conllevado al asesinato de defensores de derechos humanos, como el ocurrido en la Comuna 13 con Teresa Yarce de la Asociación de Mujeres de las Independencias y de la Junta de Acción Comunal de las Independencias II, en el 2004 y con dirigentes sindicales, campesinos y campesinas y jóvenes, muchos de los cuales ni siquiera se alcanzan a conocer debido a la amenaza de muerte en caso de denuncia.

En otros casos, se ha venido encontrando un denominador común cual es el hurto de los sistemas de cómputo de las organizaciones en los que se encuentra la información del trabajo que realizan las organizaciones.

Estamos haciendo un llamado a la comunidad internacional, a las organizaciones de la sociedad civil y gobiernos para que se exijan al gobierno colombiano el cumplimiento cabal de las recomendaciones de las Naciones Unidas y la interlocución permanente con las organizaciones de la sociedad civil colombiana para el seguimiento de la aplicación de las medidas allí recomendadas.

Igualmente, estamos exigiendo a los gobiernos nacional, departamental y local la protección de las organizaciones sociales y comunitarias en la ciudad de Medellín a la vez que reiteramos la legitimidad de su trabajo conforme a los mandatos, compromisos y pactos firmados por Colombia con el sistema de Naciones Unidas y estipulados en nuestra constitución política como expresión del Estado Social de Derecho.

Medellín, Colombia, 12 de Julio de 2005

Red de Hermanamiento “Pueblos Hermanos, Lazos Visibles”, E-mail: hermanamientos@epm.net.co, Medellín, Colombia

Sull'autore